cinco eran las fechas que faltaban para terminar la fase regular del Torneo Águila y cinco eran las finales que tenía que disputar y ganar el cuadro rojinegro si quiería clasificar a la fase de cuadrangulares. Y fueron cinco los goles que le metió al Real Cartagena dando el primero de los cinco pasos que necesita para poder ratificar su estancia en el grupo de los ocho privilegiados para disputar el primer titulo del año de la B.

Sabiendo de la necesidad que tenían y que el rival que enfrentaban en esta ocasión ocupaba la última casilla en la tabla de posiciones, los motilones salieron a liquidar el asunto desde el primer minuto y fue el delantero Jeisen Núñez al primer minutode juego quien aprovechó un centro y de cabeza adelantó al rojinegro. El segundo no tardó en caer, nuevamente por la vía aérea, pero esta vez fue Erwin “Alpinito” Carrillo quien depositaba el balón en el fondo de la red. Apenas iban 6 minutos de juego.

A partir de ahí el juego decayó en intensidad, los dirigidos por Flavio Robatto cedieron el manejo del balón en la mitad de la cancha y le ofrecieron espacios al cuadro heróico que, para beneficio del local, no supo aprovecharlos.

La figura del partido, el argentino Cristian Álvarez, puso el tercero a los 36 minutos con gran definición ante la salida del arquero Luis Hurtado. Parecía liquidado el partido, pero faltando cinco minutos para terminarse la primera parte, Jhon Vásquez aprovechó un centro desde la derecha y vulneró la valla custodiada por Mauricio Mafla. Entonces el estratega gaucho movió el banco y de una vez mando a la cancha a James “Taganga” Castro y a Diego Echeverry y sacó a Darwin Carrero, de discreta presentación y a quien abrió la senda goleadora, Jeisen Núñez.

El inicio del segundo tiempo fue una fotocopia del primero, a los 47 nuevamente Cristian Álvarez, puso el cuarto en la cuenta del doblemente glorioso. Dos minutos más tarde se salvó del segundo luego que Jhon Vásquez desèrdiciara una clara chance de gol ante el cancervero local.

De ahí en adelante no hubo mucho más para decir, más que el conjunto local hizo lo que debía: controlar el partido mediante la posesión del balón para evitar cualquier aproximación del rival. Sya sobre el ocaso del encuentro Diego Echeverry, luego de varios rebotes, sólo tuvo que empujarla con la cabeza para ponerle cifras concretas al marcador y dejarlo en un 5-1 contundente.

Con este resultado Cúcuta asciende dos puestos en la tabla y ahora se ubica octavo con 17 unidades. Su proximo rival será Unión Magdalena en el municipio de Magangué, Bolivar.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *