La imperiosa necesidad de una victoria rondaba en el ambiente del equipo. No se podia pensar en otra cosa. Mejorar en el juego y lograr los tres puntos era lo que todo lo jugadores anhelaban antes de encarar el encuentro por la décima fecha del Toreo Águila.

Valledupar era el rival de turno. Analizaron hasta el último detalle del contrincante para poder atacarlos en sus puntos débiles y trataron de reducir al máximo los errores.

Pitazo inicial. El balon era rojinegro, a pesar que en el inicio no pudo hacerse valer esa posesion para poder hacerle daño al arco vallenato. Pero a los 6 minutos Erwin “Alpinito” Carrillo, aprovechó una pelota enviada al área y la confusión de la defensa que no logró despejar el balón, para soltar un potente remate a la base del palo izquierdo del arco y decretar la apertura del marcador.

A partir de ahí el local se hizo aún más dueño del balón y controlaba de manera eficaz los embates del cuadro verdiblanco, el cual a duras penas solo logró inquietar una vez al arquero Mauricio Mafla, quién supo despejar y mandar al tiro de esquina el balón.

Al cierre de la primera parte, nuevamente con “Alpinito”, se gestó la jugada del segundo gol. Balón por la derecha que controla bien el delantero y centra el esférico para que, en el primer palo y anticipando la salida del arquero, el argentino, Cristian Álvarez, cabeceara y mandara el balon al fondo de la red.

En el arranque de la segunda mitad el conjunto visitante salió con la firme intención de achicar diferencias, y no tardo mucho pues en un remate que no puede contener Mafla en dos ocasiones, fue el delantero Oñate quien materializa el descuento para el onceno vallenato.

Pero el mabte no apsó a mayores, pues el motilón se volvió a hacer dueño del balón y en varias ocasiones tuvo la oportunidad de ampliar el marcador.

Vinieron los cambios y sobr el final del encuentro uno de ellos, Jhon Miranda, quién había ingresado por Cristian Álvarez, aprovechó una habilitación de Juan Andrés Balanta, para simplemente envocar la pelota en el arco.

3-1 final que le devuelve las ilusiones al Cúcuta que todavia sueña con poder meterse en el grupo de los ocho y disputar el primer titulo del año que les de la posibilidad de pelear el ascenso.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *