La clasificación anticipada y mantener el invicto en la copa eran las prioridades del grupo que debía enfrentar a Tigres por la tercera fecha de este certamen.

Un equipo distinto al que venció a Valledupar 4 días antes, exceptuando al capitán Jhon García, fue el que planteó el profesor Robatto para poder llevarse los 3 puntos del estadio de Techo, además de un  nuevo esquema táctico con tres defensas en el fondo, cuatros volantes y tres delanteros.

La presión alta era la consigna para poder hacerse a la victoria, sin embargo, muy temprano, a los 3 minutos de haberse dado el pitazo inicial, Yuberney Franco aprovechó una confusión en el área y venció al arquero Álvaro Montero.

Los motilones no se desanimaron, por el contrario se hicieron dueños del balón y se acercaron con peligrosidad en varias ocasiones al arco de Tigres, pero otra vez la definición no fue la necesaria para poder celebrar.

En el segundo tiempo la tónica fue la misma por parte del onceno rojinegro y nuevamente se acercaba con peligro al arco rival. Y fue con el volante Edwuard Montaño y una descolgada por la banda que termina en centro para Echeverri que los dirigidos por Robatto por fin pudieron celebrar el empate.

Un regalo de la defensa que tomó el autor del gol y que quiso eludir al arquero, dejó la sensación de haber sido penal, pero el árbitro decreto tiro de esquina. Un empate que no deja conforme al Cúcuta pues jugó mejor que su rival y mereció la victoria, pero que lo sigue dejando en la parte alta del grupo G con 7 puntos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *